INICIO / Actualidad / Estudios BPA

Estudios BPA

Se han modificado los CAS que actualmente están en estudio y que pueden conducir a restricciones.

El bisfenol A con CAS 25068-38-6 ahora aparece como 1675-54-3, y Dinamarca lo lleva evaluando desde 2015. En el caso del bisfenol F, el CAS 9003- 36-5 que estaba en evaluación ahora es 701-263-0. Los documentos justificativos de ambos se pueden encontrar en el listado de sustancias del CORAP.

De aquí podría salir una propuesta de restricción o autorización, que será lo más probable ya que los alteradores endocrinos se consideran de alta preocupación. El siguiente paso sería la aparición en la lista de candidatas a autorización, luego en la lista de recomendaciones y finalmente la autorización (anexo XIV).

La autoridad alimentaria a nivel europeo, EFSA, tenía previsto sacar un estudio para este año sobre el uso del BPA, aunque puede sufrir retrasos tras la pandemia. Hasta entonces nada ha cambiado en la regulación de alimentos: en el reglamento 10/2011 de plásticos hay una entrada (sin modificar desde 2011) con el CAS que está ahora en la lista del CORAP, y otra entrada para el BPA con el CAS que aparece en el Reglamento 2113/2018 sobre bisfenol A en barnices y revestimientos. En nuestro RD 847/2011, en la parte de "materiales de base para la fabricación de siliconas" simplemente mencionan el "bisfenol A", sin CAS asociado. Y el bisfenol F no se menciona en ninguna de las listas anteriores.

El REACH en su art. 2.5 indica que alimentos o piensos no les son de aplicación puntos como evaluaciones o autorizaciones, aunque EFSA considera los datos que aportan los fabricantes en sus comunicaciones a la ECHA, como indican en este informe del BPS.

Y ante esta duplicidad de análisis está la iniciativa de "one substance one assessment", bajo la cual parece que ECHA absorberá a EFSA, al igual que pasó con las evaluaciones de límites de exposición laboral que antes llevaba SCOEL.